TESA Confort

~/link/5cf8ab9bbfcd4d2489f00da364290415.jpg

Para TESA, la comodidad de uso está en el corazón de la concepción del producto. Hemos desarrollado una gama que se adelanta a la nueva normativa a favor de personas con movilidad reducida. Nuestra prioridad es facilitar la vida al usuario final en el universo en el que se desenvuelve.

 

1. Llaves amigables: reversibilidad, sistema de doble embrague.
La llave plana aporta comodidad en el uso diario al ser reversible (de serie). El sistema de doble embrague en el cilindro (opcional) permite que la puerta pueda abrirse desde fuera aunque dentro nos hayamos dejado la llave puesta, un problema bastante habitual.

2. Llave única TESA: sistemas de amaestramiento
Una llave amaestrada es capaz de abrir diferentes puertas dentro de un mismo recinto. Cada usuario dispone de una llave diferente, pero todos pueden compartir accesos en un mismo edificio o zona residencial. Asimismo pueden existir jerarquías, con llaves maestras que tienen mayores derechos de acceso que las llaves sencillas.
Planificar un amaestramiento es relativamente sencillo y hay que atenerse al uso lógico que se les da a las puertas. El sobrecoste se compensa con el ahorro en llaves duplicadas y la comodidad de tener una llave única que da acceso a todo.
Como elementos que diferencian a TESA del resto de la oferta, hay que destacar la capacidad para abordar amaestramientos extraordinariamente complejos, o la capacidad de compatibilizar amaestramientos mecánicos y electrónicos dentro de una misma instalación.

3. Cerraduras silenciosas
Hemos optimizado la acústica de nuestras cerraduras para eliminar fricciones y conseguir un funcionamiento silencioso, como puede verse por ejemplo en la famosa biblioteca de Alejandría en Egipto, equipada con nuestros picaportes.
Otro ejemplo son las cerraduras multipunto con mecanismo de engranajes para carpintería de aluminio, que mediante un suave accionamiento de la llave multiplican la fuerza con la que se entregan las palancas consiguiendo un cierre suave, silencioso y extraordinariamente seguro.

4. Accesibilidad: cierrapuertas y operadores DEC
Europa tiene una población de 800 millones de personas, de las que 100 millones son niños y tercera edad. Además, 50 millones tienen algún tipo de discapacidad declarada (muchos de ellos de la tercera edad). Estos consumidores con necesidades especiales constituyen un grupo importante –y creciente- de la población que cada día entra en contacto con las numerosas barreras que existen dentro y fuera de los edificios.
La Unión Europea está preparando una Guía para ayudar a que los arquitectos, prescriptores, constructores o propiedad identifiquen e incluyan las necesidades de estas personas con baja fuerza física, destreza o capacidad reducidas de forma que ninguna puerta sea una barrera. Esta directiva incluye recomendaciones para la selección de herrajes y para la prescripción de estos productos.
TESA se vuelve a adelantar con una completa gama de herrajes que cumplen la pre-norma de la directiva DEC y que ayudan a eliminar las barreras que complican la vida diaria de este importante colectivo.

5. Control de accesos electrónico
En un entorno mecánico, el amaestramiento de cilindros ofrece organización de puertas y usuarios para gestionar quién accede y a dónde accede.
La electrónica añade la variable tiempo: Control. Quién accede y a dónde accede temporalmente. Los permisos se asignan con más detalle: quién, dónde, cuándo accede una persona. El amaestramiento es más flexible que el mecánico porque se pueden hacer altas, bajas y modificaciones de derechos de acceso sin cambiar cilindros ni credenciales (llaves, tarjetas, etc.)
Dependiendo del grado de seguridad requerido, se puede elegir desde sistemas autónomos hasta sistemas on-line que mediante red virtual (sin cableados) dan información y permiten modificar al instante el status de cada acceso.