TESA Seguridad

~/link/d4d4ac58f3d042f9b53083c5308fa020.jpg

En materia de seguridad, la robustez es un criterio que puede salvar vidas. Lo mejor de la seguridad mecánica y electrónica está a su disposición dentro de la gama de TESA.

 

1. Protección de llaves
A diferencia de otros fabricantes, los sistemas de TESA llevan patentes no sólo en el cilindro sino también en la llave. Por un lado, la seguridad y protección viene de la propia dificultad de copiar una llave de la que no existen llaves en bruto sin control en el mercado, y por otro, de la complejidad técnica de reproducir los mecanismos móviles patentados que incorporan las llaves de máxima seguridad de TESA.

2. Resistencia de un cilindro
Una idea equivocada muy extendida es que el número de pitones de un cilindro incrementa su resistencia. En este caso se aumenta la capacidad combinatoria del cilindro, algo muy útil para amaestramientos complejos. La protección contra los medios más habituales de robo con fuerza –taladro, rotura o extracción- se consigue reforzando por dentro el cilindro.
El escudo de seguridad es el complemento imprescindible para proteger el cilindro contra ataques directos.

3. Capacidad combinatoria de un cilindro
La capacidad combinatoria es útil sobre todo cuando se pretende amaestrar el cilindro (amaestrar: organizar puertas y usuarios para gestionar quién accede y a dónde accede, de una manera lógica). A mayor combinatoria, mayor capacidad teórica de amaestramiento. No es el único patrón para medir esta capacidad ya que hay que tener en cuenta número de usuarios, puertas, jerarquías y grado de complejidad del amaestramiento.

4. Control de accesos electrónico
En un entorno mecánico, el amaestramiento de cilindros ofrece organización de puertas y usuarios para gestionar quién accede y a dónde accede.
La electrónica añade la variable tiempo: Control. Quién accede y a dónde accede temporalmente. Los permisos se asignan con más detalle: quién, dónde, cuándo accede una persona. El amaestramiento es más flexible que el mecánico porque se pueden hacer altas, bajas y modificaciones de derechos de acceso sin cambiar cilindros ni credenciales (llaves, tarjetas, etc.)
Dependiendo del grado de seguridad requerido, se puede elegir desde sistemas autónomos hasta sistemas on-line que mediante red virtual (sin cableados) dan información y permiten modificar al instante el status de cada acceso.