En este caso la solución idónea son nuestros cilindros electrónicos, ya que permiten reemplazar el bombillo mecánico existente en la puerta quitando un solo tornillo. Sin necesidad de realizar más agujeros ni cajeados, manteniendo la puerta intacta.