Si, la solución adecuada serían los lectores murales de banda magnética y proximidad que pueden instalar con cerraderos eléctricos, cerraduras electromagnéticas, etc. y se adaptan perfectamente a cualquier tipo de climatología. Para el caso de los ascensores los lectores pueden conectarse a placas de relés que pueden manejar hasta 40 plantas.