Para problemas de gestión, es necesaria una nueva llave.

Con TESA-HOTEL la tarjeta anterior es válida, solo hay que codificarla con los nuevos accesos a los que se le da permiso.