El Día Internacional de la Tierra, una jornada para incidir en el compromiso con la sostenibilidad

/Other/Tesa/Noticias%202.0/2019/DIA%20DE%20LA%20TIERRA%202019.jpg

El pasado 22 de abril tuvo lugar el Día Internacional de la Tierra, una cita que nos recuerda la importancia de cuidar de nuestro planeta y que pone de relieve los principales retos que tenemos en materia de sostenibilidad.

TESA ASSA ABLOY da mucha relevancia a desarrollar e implementar proyectos y procesos para reducir el impacto medioambiental de nuestra actividad, analizando y eligiendo las alternativas menos agresivas para cada proceso.

Unas de las principales mejoras en los últimos años la encontramos en el consumo de agua. Gracias a los proyectos de buenas prácticas, TESA ASSA ABLOY ha conseguido estar por debajo del indicador óptimo de consumo en instalaciones galvánicas. En 2018 se consumieron 17.300 m3 en las instalaciones galvánicas de Eskoriaza, cuando el consumo recomendado por el centro tecnológico CIDETEC es de 26.900 m3.

Además, hay que añadir que la electricidad consumida en las plantas es de origen renovable desde el año 2015, lo que implica cero emisiones de CO2 a la atmosfera por los 5.200 Mwh consumidos anualmente en las 3 plantas de la compañía. Teniendo en cuenta la media de emisión española, de no ser por la electricidad de origen renovable se habrían generado 1.744 Tn de CO2 anuales, en lugar de la emisión cero lograda gracias a esta iniciativa.

Otro ejemplo de buenas prácticas es el uso de embalajes 100% reciclados en todos los productos fabricados por la compañía. Esto se traduce en el ahorro de 230.625 kg de cartón, salvando la vida de 2.767 árboles al año. Cada uno de estos árboles absorbe 20kg de CO2, por lo que en total esto nos permite eliminar 55 Tn CO2 de este gas, uno de los principales causantes del calentamiento global de la atmósfera y los desórdenes climáticos.

En 2018, otros de los principales proyectos en sostenibilidad permitieron generar un ahorro en electricidad del 2%, del 42% en disolventes, del 18% en generación de residuos peligrosos. En definitiva, trabajamos por reducir el impacto medioambiental de nuestra actividad con el objetivo de asegurar un futuro sostenible.